Zonas ocupadas en la prehistoria

En pocas palabras

Durante la prehistoria la Sierra de Atapuerca fue habitada por grupos humanos que dejaron trazas de su vida en todo el territorio. Los grupos humanos ocuparon las cuevas pero la mayoría de sus acciones se realizaban al aire libre.

La investigación continuada permite detectar modelos de ocupación distintos, por ejemplo, se puede tratar de una cueva donde se vivía, de una cueva donde se obtenía alimento y no se vivía, de un lugar dónde se obtenía materia prima para elaborar instrumentos…. Cada rincón de la Sierra ofreció unas posibilidades concretas a sus habitantes que ellos aprovecharon según sus intereses y necesidades.

La vida en las Cuevas de la Sierra de Atapuerca

Los grupos humanos que vivieron en los niveles TD6 y TD10 de la Gran Dolina utilizaron la entrada de las cuevas como campamento central. La Galería, sin embargo, fue utilizada como lugar donde obtener la carne de los animales caídos en su interior, un uso parecido debería de tener la Sima del Elefante, visitada en contadas veces por los grupos humanos.  La Sima de los Huesos, en cambio, se utilizó como fosa para arrojar a los muertos y evitar de esta manera, que fueran comidos por los carnívoros.En ninguno de estos yacimientos de han encontrado evidencias de fuego lo cual explica que la zona ocupada de la cueva fuera la entrada. Tampoco se han encontrado trazas de uso de fuego en la Sima de los Huesos.A partir del descubrimiento del fuego, y especialmente en los períodos de la Prehistoria reciente (Neolítico y Edad de los Metales), los habitantes de la Sierra empezaron a utilizar las cuevas en su totalidad, convirtiéndose en auténticos cavernícolas. Prospectaron todas las salas y  galerías del complejo de Cueva Mayor y las utilizaron como lugar para vivir, enterrar a sus muertos o como santuario y la Cueva del Mirador fue utilizada como lugar para estabular a los rebaños.