Tesoros escondidos de la Sierra

En pocas palabras

Estos hallazgos extraordinarios no son el único tesoro de Atapuerca. En la Gran Dolina han  aparecido hasta ahora once individuos de Homo antecessor y por lo menos 28 Homo heidelbergensis en la Sima de los Huesos.

© Imagen de cabecera: Mauricio Antón.

Esta abundancia de fósiles permite estudiar, no individuos, sino familias enteras, y gracias a ello conocer los ciclos vitales, las enfermedades, la dieta y muchos otros aspectos de la vida cotidiana. Por si esto fuera poco, en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca aparecen fósiles humanos y herramientas de piedra, que en general, representan los cuatro estadios tecnológicos que desarrollaron los humanos en el Paleolítico y la tecnología del Neolítico. Además aparecen restos de fauna e incluso de vegetación que permiten reconstruir el clima y el paisaje desde hace más de 1 millón de años hasta hace solamente 3000. Por otra parte, TD6 es el único yacimiento de esta antigüedad que presenta pruebas de canibalismo, y la Sima de los Huesos es el primer yacimiento europeo humano donde se identifica una acumulación voluntaria de cadáveres.

¿Qué es lo que no hemos encontrado todavía en Atapuerca?

No hemos encontrado evidencias de fuego anteriores a la presencia de Homo sapiens. y tampoco en la Sima de los Huesos, sin embargo sí que hay muestras de uso del fuego en los yacimientos que ocupó nuestra especie en la Prehistoria reciente como el Portalón, la Galería del Sílex y la Cueva del Mirador.En la Sierra de Atapuerca tampoco hemos encontrado fósiles de la especie Homo neanderthalensis. En la parte superior de la Sima del Elefante se encontró un campamento de neandertales y también se han hallado numerosos yacimientos al aire libre en los que aparecen las herramientas que ellos fabricaban, pero por ahora, nunca hemos encontrado fósiles humanos pertenecientes a esta especie.