Arqueología

Restauración

Las primeras restauraciones se realizan en el propio yacimiento.  Los principales trabajos de restauración que se realizan in situ son la consolidación de los restos y su levantamiento en buenas condiciones, además de preparar su embalaje y transporte al laboratorio.

Una vez en el laboratorio, el principal objetivo consiste en optimizar las buenas condiciones de cada objeto para que posteriormente puedan ser objeto de estudio.