• La fricción entre dos maderas nos permite encender un fuego.

    La fricción entre dos maderas nos permite encender un fuego.

Las primeras evidencias de fuego son muy antiguas, algunas se remontan a más de 500.000 años, sin embargo, aunque los humanos conocemos su existencia desde siempre, no fue hasta hace unos 200.000 años que fuimos capaces de producir y controlar el fuego.

El trabajo de la madera y el trabajo sobre piedra es muy antiguo y ambos procesos de fabricación nos acercan al fuego. Dos maderas frotadas pueden proporcionar fuego igual como lo hacen dos piedras golpeadas, especialmente si se trata de sílex. La consecución del fuego, su uso y generalización no son fenómenos que puedan darse de forma aislada. El dominio del fuego no es estrictamente una cuestión técnica, su uso es un hecho social que está estrechamente vinculado al comportamiento cultural del grupo, ya que el fuego será el que articule la vida de la comunidad. El fuego proporciona luz cuando no hay, protege de los animales, sirve para cocinar y para conservar alimentos, sirve para calentar, el humo puede ser una señal,... En consecuencia el control del fuego proporciona una nueva forma de vida, más segura y más cómoda.

En los yacimientos de la Sierra de Atapuerca que pertenecen al Paleolítico Inferior y Medio no se han encontrado evidencias de hogares. El homo sapiens sí que utilizó el fuego en la Cueva del Mirador y en el Portalón. Uno de los lugares más significativos en los que se documenta el uso controlado del fuego es el Abric Romaní de Capellades (Anoia, Catalunya), donde los neandertales utilizaron los hogares para finalidades muy distintas. En la parte externa del abrigo, una alineación de hogares protegía de los animales al mismo tiempo que proporcionaba una cortina de calor a su interior. Los hogares internos se utilizaban para finalidades distintas; algunos servían para cocinar y se consumía la comida a su alrededor, con lo que todos los restos se echaban al fuego para no ensuciar el espacio habitado. En otro hogar se halló un trípode que se utilizó para ahumar carne para su conservación. El fuego y el lenguaje están estrechamente vinculados, porque el fuego se convirtió en un vínculo de unión y de comunicación. El fuego es el primer gran descubrimiento de la humanidad. Inicialmente había estado en manos de unos pocos sin consecuencias para la comunidad. Cuando el fuego se socializó, es decir, cuando todos los seres humanos tuvieron acceso a él, mejoró la forma de vida y aumentaron tanto la esperanza de vida como el número de individuos en cada grupo.