Una vez realizados todos los trabajos llevados a cabo en un laboratorio (lavado, secado, siglado, identificación y análisis), se realizan dibujos de las piezas más características y relevantes tanto de los restos de fauna como de la industria lítica. El dibujo se hace según la posición anatómica. Primero se dibuja en papel normal y luego se pasa a papel vegetal. Siempre se dibujan a escala natural.